Las Artes Marciales

Las Artes Marciales

En tiempos de la dinastía Liang, las artes marciales incorporaron las técnicas de Qi Gong con el objeto de potenciar su rendimiento. Se trata de un tipo de entrenamiento que asimismo evidencia una gran utilidad para mejorar la salud. En todo caso, hay practicantes de las artes marciales que recurren a ciertas rutinas de Qi Gong para reforzar su capacidad de lucha aun a sabiendas de que son perjudiciales para su salud. Cabe citar a modo de ejemplo el uso de la palma de arena ferruginosa.

Información General

Las artes marciales son una parte muy importante dentro de la cultura china, las mismas datan del año 2100 a.C. Existen diversas denominaciones: Wushu (Kung Fu), Kuo-shu o Chuan-fa.

Las artes marciales tienen como objetivo la defensa personal, mediante el uso de todo el cuerpo. La práctica de artes marciales redunda en beneficios para la salud y también en el dominio del Dan Tian inferior o Fu ubicado en el vientre (ver Conceptos Generales).

Los monjes tibetanos señalan que existen 2 ejercicios, aquel dedicado a fortalecer el cuerpo y otro que se centra en desarrollar el interior mediante ejercicios relajados, además sostienen que las artes marciales apuntan al ejercicio interno.

Tipos de Artes Marciales

Si bien existen diversas técnicas, la más relacionada al Chi Kung es el “Tai Chi Chuan“, esta técnica es actualmente una de las más populares en China, donde se suele ver a las personas practicándola en parques públicos. El Tai Chi Chuan es para quien lo practica una fuente de energía que sirve para afrontar el trabajo día tras día. La teoría del TaiChi considera al equilibrio como el factor más importante en las artes marciales. En la práctica se intenta hacer más eficiente la fuerza de cada uno y que el camino hacia este objetivo no sea obstaculizado por nuestros propios movimientos.

Por otra parte el Kung Fu, se originó alrededor del 258 a.C. y tiene por objetivo la defensa y el sometimiento del oponente utilizando “la extensión del cuerpo”. El Kung Fu alcanzó gran proyección gracias a dos grandes hitos: La aparición de Bodhidharma (Ta-Mo en chino) y gracias al aporte de Bruce Lee. Existen diversos estilos dentro del kung fu, tales como el Choy Lee Fut y el San Da entre otros.


 

Referencia:

Autor: Jwing-Ming Yang, en su libro: “Guía fácil de Qi Gong”. Barcelona, España. Ediciones Robinbook S.L., 2000.