Primeros Pasos

Primeros pasos de Chi Kung


Para estar en condiciones de comenzar una práctica de chi kung, es menester estar tranquilo, relajado, con las necesidades básicas satisfechas.

Como la práctica requiere concentración, y esta es difícil de lograr, si tenemos frío, hambre, sed, sueño o necesidades de evacuación de vejiga o intestinos, por ejemplo, es casi imposible comenzar una práctica, sin satisfacer esas necesidades.

Análogamente, si tenemos un dolor físico o un pensamiento obsesivo, se recomienda calmar aquél o diluir éste, antes de comenzar la práctica.

Es por ello que muchas prácticas de Chi Kung, comienzan con un período de relajación física y mental, para estar en condiciones de comenzar a dar los primeros pasos.

Es indispensable acompasar la respiración con el movimiento y la atención, para afirmar que estamos practicando chi kung.

Por tal motivo, no es aconsejable el autoaprendizaje en esta disciplina. Para comenzarla, es necesaria la presencia de un instructor o guía, hasta aprender los primeros ejercicios.

No obstante, si usted no tiene posibilidad física o material de contar con esa ayuda, le aconsejo que, antes de guiarse por un libro o apunte, se tome unos 20 minutos para ver los dos primeros videos del “curso completo de chi kung”, que copiamos en la sección audio y video dentro de la sección “Información” y que atienda todas las instrucciones que allí se dan.

Como ejemplo de posturas clásicas, copio los apuntes que sirven de recuerdo, una vez que han sido supervisados por algún maestro, para practicar comenzando por la postura del oso (click aquí).